CEGA realiza segunda reunión de trabajo interna

lunes, 20 de noviembre

sobremesa todos

(CEGA, 17 de noviembre de 2017) Las investigaciones del centro y sur de Chile, junto al trabajo de laboratorios, que se están realizando en las diferentes líneas de trabajo CEGA, fueron presentadas en la segunda “Sobremesa” o reunión interna del Centro. La actividad se realizó en el Campus San Joaquín de la Pontificia Universidad Católica y contó con una amplia convocatoria de investigadores, estudiantes de postgrado y funcionarios pertenecientes del CEGA.

En esta ocasión se trabajó durante todo el día y realizaron presentaciones: Tomás Roquer (línea Geología Estructural, tectónica y Geofísica); Romina Gallardo (línea Interacción Calor, Fluído y Roca); Pablo Molina y Christian Pizarro (línea Fuentes de Calor); Saskia Roels (línea Modelación y Arquitectura de Reservorios); Daniele Tardani (línea Geoquímica de Fluídos e Isotópica).

Además presentó el trabajo que se realiza en el sur de Chile: Sofía Vargas (Área Geotermia y Sociedad del CEGA) y Diego Aravena, quien expuso sobre el trabajo en la región de Aysén (área de Proyectos). Esta parte fue complementada con el estreno del nuevo video del CEGA “Primer Invernadero con Geotermia en la Patagonia” que resume el trabajo realizado durante el 2016 y 2017 en el CET Valle Verde de Aysén.

Otro de los puntos relevantes que se abordó en la sesión, fue el trabajo que se ejecuta en los laboratorios del Centro, lo cual fue presentado por Verónica Rodríguez y Mathieu Leisen. Luego la profesora Claudia Cannatelli  dio a conocer el nuevo FONDEQUIP adjudicado y al finalizar el investigador postdoctoral Juvenal Letelier presentó parte de su trabajo actual.

Música y Ciencia

La reunión interna del CEGA complementó la parte científica con la actividad de extensión a cargo de Eduardo Salazar, quien presentó las décimas “Versos a la Tierra”. A continuación entregamos una de las décimas que fueron interpretadas en la actividad, escrita por la geóloga y ex alumna de postgrado CEGA, Carolina Geoffroy.

Cuentan sobre el sacrificio

de una virtuosa mujer,

la hermosa Licarayén,

quien acabó el maleficio

frenando fuego y bullicio.

“Ríos de magma y de lava

Peripillán expulsaba”,

la geóloga, curiosa,

escuchó la misteriosa

leyenda que se contaba.

Cada rincón visitó

frío, verde o lluvioso

y entre cerrosnumerosos

por montones encontró

capas de negro color.

¡Qué diversas situaciones

esconden las erupciones

que han formado aquellas capas

por escorias expulsadas

en distintasdirecciones!

Con su martillo y su lupa

observando esas escorias,

se fue imaginando historias

y estudiando concienzuda.

Para no quedar con dudas

seleccionó algunas pocas

y de forma rigurosa

muestras de escorias tomó,

que en su libreta anotó

antes de irse orgullosa.

Así empezó a descifrar

junto a su fiel microscopio

las escorias en acopio

y minerales captar.

Y con ellos encontrar

las respuestas de un pasado,

del trayecto apresurado

desde abajo del volcán

hasta este gran cielo austral

de aquel magma emancipado.

 

Y del pasado seguro, ideas permitirán

entender como el volcán

podría actuar a futuro.

Aunque no todo aseguro,

queda algo aún por saber.

¿Sirvió que Licarayén

haya ofrecido su vida

o el volcán será el que olvida,

y un día volverá a arder?